DESCUBRE UZHUPUD

Historia de la Hacienda Uzhupud

El Ecuador está atravesado en todo su territorio por la cordillera de los Andes, la que en el transcurso del tiempo ha sido cuna del nacimiento de muchas culturas importantes, como la Cañari, pueblo aguerrido, inteligente y trabajador, dueño de una sabiduría ancestral. Los Cañaris detuvieron el avance de los Incas, en los territorios de lo que hoy en día son las provincias del Cañar y del Azuay, en su expansión imperial desde el altiplano del Alto Perú y el Cuzco en búsqueda de conquistar los territorios del norte e integrarlos al Tahuantinsuyo.

Después de muchos años de permanencia de estos ancestros indígenas en la zona andina en donde está ubicada la Hacienda Uzhupud, los pueblos cercanos y la gente de las áreas rurales de los valles de Paute y de Gualaceo, a pesar del mestizaje, conservan hasta hoy muchas de sus tradiciones que imprimen un sabor costumbrista y rural en todas sus manifestaciones culturales como: rituales sagrados, música, artesanías, alimentación, magia, medicina, etc. Dentro de este entorno indígena nace Uzhupud, cuyo nombre significa Pampa de Ají, en una probable combinación de dos lenguas: Uchu, Ají en quichua y Pud, Pampa, llanura, lugar plano en la antigua lengua cañarí que se hablaba en estos territorios, antes de que los Incas obligaran a los pueblos sometidos, a hablar únicamente el quichua como lengua oficial.

Desde comienzos del período republicano, la Hacienda Uzhupud ubicada en el cantón Paute de la provincia del Azuay, perteneció a la familia Muñoz Cárdenas, abuelos maternos del insigne Francisco Febres Cordero y Muñoz (1854-1910) conocido como el Santo Hermano Miguel. Actualmente, en la Hacienda existe una capilla que lleva su nombre. En 1870, los Vintimilla Muñoz, compran la Hacienda a sus parientes y desarrollan una importante actividad agroindustrial entre 1949 y 1969, la misma que estuvo dirigida por Don Cornelio Vintimilla Muñoz (padre) y su familia.

La rica tradición gastronómica de Uzhupud y las historias de esta hacienda se publicaron en los libros: "Viejos secretos de la cocina cuencana" y "El Sabor de los Recuerdos", de Doña Eulalia Vintimilla de Crespo, conocedora y artífice de la promoción y preservación de las costumbres culinarias y artesanales del Azuay y del Cañar y pionera en la preservación de la arquitectura antigua de Cuenca , aspecto este, que fue elemento importante para que la UNESCO declare a esta ciudad como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Luego, en 1968 la Hacienda con sus instalaciones industriales y agrícolas pasa a manos de la empresa Desarrollo Agropecuario S.A.

En 1979 es adquirida por el grupo de negocios del Sr. Guillermo Vázquez Astudillo quien amplía y remodela las antiguas casas convirtiéndolas en un hotel campestre de primera categoría. Así nace la empresa turística Huertos Uzhupud S.A. En el año 2004 la Hacienda fue comprada por los descendientes de los Vintimilla Muñoz quienes la administran hasta hoy. En este proceso la casona principal de la Hacienda que data de finales del siglo XIX, no perdió ningún rasgo tradicional; más bien, a su arquitectura y acogedora decoración se sumó una bella infraestructura que abre sus puertas a quienes buscan momentos de regocijo y tranquilidad, de paz y naturaleza; de descanso completo, seguridad y relax.